Hanectica - textos fáciles en español
Última actualización:
3.10.2017 10:28:47
Copyright © Hanectica
Todos los derechos reservados.
¡Bienvenidos! > La familia García > Primero

Primero


Somos la familia García. Soy Carmen Rodríguez y mi marido se llama Juan García. Tenemos dos hijas, que se llaman Marta y Candela. Nuestro hijo se llama Pedro. Tengo cuarenta y dos años y Juan tiene cuarenta y cuatro años. Nuestra familia es bastante normal. Mi profesión es médico y Juan trabaja de ingeniero en una fábrica.

Vivimos en Ávila, que es la capital de la provincia Ávila. Es una ciudad bastante pequeña y muy bonita. Hay casas viejas, museos y monumentos. Muchos restaurantes con comidas muy buenas. No vivimos en el centro, pero en las afueras de la ciudad. Nuestra casa es blanca y bastante pequeña. Tenemos también un patio bonito.

Unas cosas pequeñas de nuestra familia:

Aunque soy muy rubia (porque mi madre es inglesa), nuestras hijas son morenas. Es porque Juan es muy moreno. Nuestro hijo tiene el pelo rojo y muchas pecas! Somos todos bastante altos y mis hijas son muy bonitas, claro.

Por las mañanas Juan y yo bebemos café y nuestros hijos beben zumo de naranja. Comemos bocadillos, tostadas y frutas como manzanas y plátanos.

Juan sabe cocinar bastante bien. Prepara muchas veces una tortilla española. Cocina unas tres veces por semana y yo también cocino unas tres veces por semana. Una vez a la semana comemos en un restaurante en el centro de nuestra ciudad. Hoy comemos en el restaurante francés. Es de nuestros amigos Albert y Brigitte. Son franceses, pero hablan español muy bien. Hablo un poco de francés, pero Juan no lo habla nada. Mi hija Marta estudia francés en la universidad y lo habla muy bien. Cuando Albert habla francés, yo no entiendo siempre qué dice, porque habla muy rápido. Digo entonces:"¡Más despacio, por favor!"

Juan canta en la ducha, pero mis hijas cantan en nuestro coche y siempre cuando escuchan música. Yo canto en la cocina cuando preparo comida. Mi hijo no canta nunca, porque no sabe cantar (o no quiere).

Juan y yo vamos a bailar una vez por semana. Bailamos tango muy bien y vals bastante bien. Nuestras hijas bailan con sus amigos dos o tres veces por semana. Nuestro hijo no baila todavía, es muy joven, tiene sólo nueve años.

Hoy vamos a comprar una televisión nueva y vendemos la vieja. Nuestro ordenador también es bastante viejo, pero Juan no compra un ordenador nuevo. Mi hija Candela va a comprar una camiseta roja. Baila ballet en un teatro de jóvenes.

Ahora tengo que escribir un e-mail para mi hermana. Tengo que mandar este e-mail todavía hoy. Mi hermana tiene que recibir mi e-mail hoy, porque tiene ordenador sólo en el trabajo.

Un momento... ahora recibo un mensaje de mi hijo Pedro. Escribe que tiene hambre. Tengo que preparar comida para él. ¡Hasta la próxima vez!